Se encuentra usted aquí

Gobierno desiste de flexibilizar regla fiscal que limita su endeudamiento

  • 08/01/2018 18h54publicação
  • Brasilialocalização
Wellton Máximo y Paulo Victor Chagas – Reporteros de Agência Brasil
Brasília - O ministro da Fazenda, Henrique Meirelles, durante coletiva de imprensa sobre a flexibilização da regra de ouro (Fabio Rodrigues Pozzebom/Agência Brasil)

Según lo ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, el Ejecutivo solo retomará las discusiones sobre el asunto tras concluirse la votación de la reforma de pensionesFabio Rodrigues Pozzebom/Agência Brasil

El gobierno brasileño desistió de modificar la regla que limita el endeudamiento público, conocida como “regla de oro”. Según los ministros de Hacienda, Henrique Meirelles, y de la Planificación, Dyogo Oliveira, el Ejecutivo solo retomará las discusiones sobre el asunto tras concluirse la votación de la reforma de pensiones, pero rechazó la suspensión o la flexibilización de la regla.

Introducida por la Constitución de 1988, la regla establece que el gobierno solo puede se endeudarse para hacer inversiones (como obras públicas y compra de equipos) o para refinanciar la deuda pública. Gastos corrientes del gobierno federal, como salarios de funcionarios, servicios y gastos de transporte y hospedaje no pueden ser financiados por la deuda pública.

Según Meirelles y Oliveira, el mantenimiento de la regla fue decidido este lunes (8) durante una reunión a la que asistieron los ministros del equipo económica y el presidente Michel Temer, quien pidió más estudios sobre el asunto. Meirelles informó que la devolución de US$ 40,2 mil millones del Banco Nacional de Económico y Social (BNDES) al Tesoro garantizará el cumplimiento de la regla en 2018. El ministro de la Planificación, sin embargo, prevé un agujero de entre US$ 46,3 y 61,8 mil millones para 2019.

De acuerdo con un informe divulgado por el Tesoro Nacional a finales de diciembre de 2017, desde la promulgación de la Constitución, la regla de oro solo fue incumplida una vez, a mediados de 2011.

Sin embargo, al fin de un año (periodo que toma en cuenta la Constitución), la regla volvió a cumplirse. Debido a los elevados déficits fiscales registrados en 2015, 2016 y 2017, el gobierno estuvo cerca de incumplir la regla.

Traducción: Lucas Magdiel

Edición: Luana Lourenço/Mariana Branco