Digite sua busca e aperte enter

Compartilhar:

Tipo básico de interés debe tener último recorte del ciclo esta semana

El Comité de Política Monetaria se reúne mañana

Publicado em 14/05/2018 - 08:22

Por Kelly Oliveira – Reportera de Agência Brasil Brasilia

Con la inflación baja, el mercado financiero brasileño espera que ocurra el último recorte en la tasa básica de interés (Selic) en el actual ciclo de reducción. La tercera reunión del Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central (BC) de este año arranca mañana (15) y sigue hasta el día siguiente (16), cuando se anunciará la tasa.

En marzo, el Copom redujo la Selic por la duodécima vez, del 6,75% al 6,5% anual, el nivel más bajo desde el inicio de la serie histórica del Banco Central, en 1986. La tasa básica de interés se utiliza en las negociaciones de títulos públicos en el Sistema Especial de Liquidación y Custodia (Selic) y sirve de referencia para las demás tasas de interés de la economía. Al reducir los intereses básicos, la tendencia es que disminuyan los costos del crédito y se fomenten la producción y el consumo. Para recortar la Selic, la autoridad monetaria necesita estar segura de que los precios se encuentran bajo control y no corren riesgo de subir.

consumidor_juros.jpg
El índice de inflación está bajo, con retrocesos diseminados entre los sectores y fuerte desaceleración en el segmento de servicios - Marcelo Casal/Agência Brasil

 

En la última reunión del Copom, el Banco Central señaló que llevaría a cabo una reducción final de la Selic en mayo. El economista senior de Tendências Consultoria, Silvio Campos Neto, cree que la tasa Selic sufrirá un recorte de 0,25 puntos porcentuales esta semana, como indicado por el Banco. “La situación todavía es confortable desde el punto de vista de la inflación”, dijo Campos.

El economista citó que el índice de inflación está bajo, con retrocesos diseminados entre los sectores y fuerte desaceleración en el segmento de servicios. “Además, las expectativas continúan bien ancladas, incluso por debajo de las metas, tanto para este año, como para 2019. Esto da condiciones para que el Banco Central confirme la señal que había dado en la reunión pasada, de que promovería un recorte más en mayo”, agregó.

Al definir la tasa Selic, el Banco tiene en cuenta la meta de inflación, que es del 4,5% este año, con margen inferior del 3% y superior del 6%. Para 2019, la meta es del 4,25%, con tolerancia inferior del 2,75% y superior del 5,75%. Según la encuesta del banco con instituciones financieras, la inflación debe cerrar 2018 en un 3,49% y 2019 en un 4,03%.

El Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) informó el pasado jueves (10) que el Índice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA), que mide la inflación oficial, llegó al 0,92% en el resultado acumulado de enero a abril, la menor tasa para el período desde la implantación del Plan Real, en 1994.

Para Campos, la reciente alza del dólar, que llegó a R$ 3,60 el viernes (11), genera un efecto “un poco menor de lo que normalmente se observa” en la inflación. Eso porque la economía todavía está en lenta recuperación, lo que evita la subida de precios. “La ociosidad en la economía, principalmente en el mercado de trabajo, minimiza el tamaño del repaso [del alza del dólar a los precios]. El repaso existe, pero no es suficiente para cambiar la inflación este año, muy por debajo de la meta, y en 2019, con perspectiva de inflación ligeramente por debajo de la meta”, dijo.

"El cambio es siempre un riesgo. Puede ser no solo un alza duradera, como puede intensificarse dependiendo del cuatro político-electoral. La inflación tiende a seguir baja, sí. Por supuesto un desbordamiento del cambio adelante puede tener un efecto un poco mayor. Pero por ahora es un escenario bastante cómodo. No es esa presión actual [del alza del dólar] que llevaría el Banco Central a cambiar de idea", dijo Campos.

Después de la posible reducción este mes, la expectativa es que la Selic permanezca en el 6,25% anual hasta el final de 2018 y vuelva a subir en 2019. “A lo largo del segundo semestre del próximo año, tendremos una recomposición de parte de esas caídas. Nuestro número para el fin de 2019 es el 7,75% anual, pero eso seguramente dependerá mucho del desenlace del cuadro electoral y de las elecciones que el próximo gobierno haga. Este es un escenario básico de continuidad de la agenda económica”, dijo Campos.

El economista de Órama Investimentos, Alexandre Espírito Santo, también cree que la reciente alza del dólar no debe elevar la inflación y hacer que el Banco Central desista de reducir los intereses este mes. "Este alza del dólar tiene motivos muy específicos. El dólar está fuerte en el mercado internacional debido a la perspectiva de cambio en la política del Banco Central estadounidense”. Se espera un aumento de los intereses en Estados Unidos, lo que atrae dinero a economías avanzadas y provoca la fuga de capitales financieros de países emergentes como Brasil.

"Hay otro motivo que es el estrés en el mercado de Argentina", dijo el economista refiriéndose a la crisis en el país vecino, que tomará un préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) para reequilibrar su situación financiera. “Y algunos inversores también están saliendo del país [de Brasil], nada muy grande. Esto aumenta la presión sobre el dólar”, agregó.

“La inflación se porta muy bien. Creo que la Selic va a caer un 0,25 puntos porcentuales y ahí sí, el Banco Central va a parar, porque la intención es poner la inflación más cerca del centro de la meta. A partir del año que viene, el centro de la meta cambia”, finalizó Espírito Santo.

Tradução: Leonardo Vieira Edição: Denise Griesinger / José Romildo

Últimas