Se encuentra usted aquí

China y Unión Europea piden información sobre la carne brasileña

  • 20/03/2017 08h45publicação
  • Brasilialocalização
Ivan Richard – Reportero de Agência Brasil

Brasília - Entrevista coletiva com o ministro da Agricultura, Blairo Maggi, sobre a Operação Carne Fraca (José Cruz/Agência Brasil)

Maggi criticó el discurso de la Policía Federal sobre la participación de inspectores del ministerio en un esquema de liberación de licencias y fiscalización de irregularidades en frigoríficos.José Cruz/Agência Brasil

China y Unión Europea solicitaron información sobre las investigaciones realizadas por la Policía Federal acerca del procesamiento de la carne exportada por Brasil, informó el domingo (19) el ministro de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento, Blairo Maggi, tras una reunión de emergencia con el presidente Michel Temer y representantes de países compradores de carne brasileña.

Sin embargo, Maggi criticó el discurso de la Policía Federal sobre la participación de inspectores del ministerio en un esquema de liberación de licencias y fiscalización de irregularidades en frigoríficos.

Él también dijo que deberá divulgar, este lunes (20), nombres y datos de las empresas citadas y los destinos de las exportaciones realizadas por algunos de los frigoríficos que figuran en esas investigaciones hechas por la Policía Federal en los últimos dos meses y anunciadas el pasado viernes (17).

"Creo que es absolutamente natural que pidan información y estaremos listos para responder a todos los países que se manifiesten”, dijo. Maggi afirmó aún que Brasil será lo más transparente posible, proporcionando información de forma inmediata para que no haya duda acerca de la imparcialidad del proceso.

“Creo que este problema es mucho más la forma cómo se lo comunicó y la narrativa que se hizo. No puedo tener control sobre cómo se expresan las personas”. Maggi criticó la información de que los frigoríficos tenían cartón mezclado a la carne y dijo que “queda claro en el audio que se hablaba sobre el envase y no sobre mezclar cartón en la carne”. “Eso es idiota, loco para decir la verdad”, dijo.

Según el ministro, las empresas brasileñas invirtieron millones de dólares para conquistar mercados y no sería razonable que mezclaran cartón para aumentar sus beneficios. “La narrativa nos lleva a crear fantasías”, dijo Maggi, añadiendo que el uso de ácido ascórbico y de carne de cabeza de cerdo en las salchichas, por ejemplo, está permitido, pero la manera cómo se dio a conocer esa información no fue adecuada.

“En la regulación están escritos los porcentaje para ciertos productos. Por lo tanto, no hay irregularidad en que una empresa esté comprando materias primas para su uso en determinados productos. Por el discurso es que se creó este gran problema que se nos pone hoy aquí.”

Maggi volvió a defender que el sistema de vigilancia sanitaria en el país es confiable. “Tenemos un sistema de vigilancia muy fuerte, robusto, reconocido en el mercado internacional, por lo que verificamos toda la calidad. Al llegar a los países de destino, todos los productos son inspeccionados y verificados de nuevo. Ningún comercio internacional se lleva a cabo sin que primero se reconozcan esos sistemas de vigilancia entre los países.”


Traducción: Leonardo Vieira

Edición: Fábio Massalli / José Romildo