Se encuentra usted aquí

Fondo Amazonia contratará nuevos proyectos de conservación forestal

  • 09/08/2017 18h34publicação
  • Brasilialocalização
Andreia Verdélio – Reportera de Agência Brasil

Brasília - A diretora do BNDES Marilene Ramos, responsável pela Área de Gestão Pública e Socioambiental, apresenta os resultados do Fundo Amazônia de 2016 (Antônio Cruz/Agência Brasil)

Marilene Ramos, directora de Gestión Pública y Socioambiental del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES)Antonio Cruz/ Agência Brasil

El Fondo Amazonia abre este miércoles (9) una convocatoria pública para financiar proyectos de conservación y uso sostenible del bosque con énfasis en actividades productivas sostenibles. La convocatoria seleccionará hasta diez proyectos en la zona conocida como Amazonia Legal, los cuales recibirán entre US$ 3,18 y US$ 9,53 millones. Los recursos facilitados ascienden a US$ 47,67 millones.

“Queremos ampliar la base de proyectos y entidades que pueden recibir recursos del Fondo Amazonia y aplicarlos de manera más rápida y efectiva”, declaró Marilene Ramos, directora de Gestión Pública y Socioambiental del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

El fondo es gestionado por el banco de fomento en cooperación con el Ministerio del Medio Ambiente, y recibe recursos provenientes de donaciones dirigidas a prevenir, monitorizar y combatir la deforestación, bien como para promover la conservación y el uso sostenible del bosque. En sus 8 años de actuación, el Fondo Amazonia ya invirtió cerca de US$ 445 millones en 89 proyectos de diferentes segmentos y regiones de la Amazonia Legal, que incluye estados por los cuales se extiende la selva amazónica.

Los proyectos de la nueva convocatoria pública deberán centrarse en fortalecer la actividad económica de comunidades que puedan actuar como guardianas de la selva, tales como pueblos y comunidades tradicionales, poblaciones ribereñas, familias reubicadas por la reforma agraria, productores de la agricultura familiar y pueblos indígenas y comunidades cimarronas que viven en la región.

Para el BNDES, esas comunidades desempeñan un papel fundamental en la defensa de la Amazonia, pues trabajan de forma natural con los recursos de la biodiversidad, generando ingresos y desarrollo económico y social. Para esas comunidades, la selva tiene más valor de pie que talada, ya que dependen de ella para sobrevivir.

El fondo realizará dos convocatorias más este año, una de ellas destinada a reforestar zonas degradadas y ayudar a Brasil a cumplir su compromiso con el Acuerdo de París de restaurar 12 millones de hectáreas de bosques degradados hasta 2030.

Traducción: Lucas Magdiel

Edición: Maria Claudia/Nira Foster