Se encuentra usted aquí

Para un 80% de los brasileños, personas comunes pueden combatir la corrupción

  • 12/10/2017 14h52publicação
  • Flávia Albuquerque – Reportera de Agência Brasillocalização
Flávia Albuquerque – Reportera de Agência Brasil
Brasília - O Movimento Vem Pra Rua realiza manifestações em todo o país. O ato é em apoio à Operação Lava Jato e contra a corrupção e a forma de se fazer política no Brasil (Marcello Casal Jr/Agência Brasil)

Acto en apoyo a la Operación Autolavado y contra la corrupción, frente al Congreso Nacional en BrasiliaMarcello Casal Jr/Agência Brasil

Un sondeo realizado por la organización no gubernamental Transparencia Internacional reveló que el 83% de los brasileños creen que personas comunes pueden hacer la diferencia en la lucha contra la corrupción. Esta es la mayor tasa observada en América Latina, seguida por Costa Rica y Paraguay, ambas con 82%, de acuerdo con el Barómetro Global de Corrupción.

Se entrevistaron a 22.302 personas de 20 países de América Latina y el Caribe entre mayo y diciembre de 2016. En Brasil, los datos fueron recogidos entre mayo y junio de 2016.

Según el informe, 11% de los brasileños afirmaron haber pagado sobornos en los 12 meses anteriores para acceder a servicios públicos clave (como educación, atención médica, tribunales, emisión de documentación personal y servicios de saneamiento), una de las menores tasas de América Latina, solo por detrás de Trinidad y Tobago (6%).

“Esa cifra es muy inferior a la verificada en México (50%) o en Peru (casi 40%), lo que contradice un cierto discurso inadecuado que pregona que todo brasileño es corrupto, deshonesto, y que el país es un caso perdido”, comentó el consultor senior de Transparencia Internacional en Brasil, Fabiano Angélico.

El Barómetro Global de Corrupción revela que el 71% de los encuestados pasarían un día entero en un tribunal para suministrar evidencias sobre casos de corrupción. El brasileño es el que más cree ser socialmente aceptable denunciar casos de corrupción (74%). Ocho de cada diez brasileños afirmaron que se sentirían obligados a denunciar un caso de corrupción que hubieran presenciado.

Los datos muestran asimismo que existe una percepción, tanto por parte de brasileños como de peruanos, chilenos y venezolanos, de que la corrupción aumentó en los 12 meses anteriores a la encuesta. En la opinión del 47% de los consultados, los más corruptos son los policías y los políticos. Más de la mitad (53%) de los encuestados reprueban la respuesta de los gobiernos a la corrupción.

Traducción: Lucas Magdiel

Edición: Amanda Cieglinski/Mariana Branco