Se encuentra usted aquí

Brasil necesita ser menos dependiente del transporte individual, dice científico

  • 05/12/2017 19h47publicação
  • Brasilialocalização
De Agência Brasil

Poluição,meio ambiente, gases

Según el Acuerdo de París, Brasil se comprometió a recortar el 37% de las emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2025 y el 43% hasta 2030.Agência Brasil/Arquivo

Brasil necesita depender menos del transporte individual y preferir el transporte público para lograr el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero tal como se establece en el Acuerdo de París, ratificado por el país en 2016. Así opinó el científico ambiental Walter Figueiredo de Simoni, coordinador de Transporte del Instituto Clima y Sociedad, una organización no gubernamental dedicada a combatir las causas del cambio climático.

Simoni y otros expertos asistirán este miércoles (6) al primer Encuentro Internacional sobre Descarbonización del Transporte, en el que se discutirán experiencias y estrategias de diferentes países con relación al transporte sostenible. Según el Acuerdo de París, Brasil se comprometió a recortar el 37% de las emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2025 y el 43% hasta 2030, tomando como base de comparación el año de 2005.

Para Walter de Simoni, aunque la mejora del transporte público en las ciudades es una de las metas que Brasil se comprometió a lograr en el documento que presentó a las Naciones Unidas, hasta el momento no ha detallado qué políticas adoptará al respecto. “[El objetivo] ha sido [establecido] con vaguedad. Hay que delinear un plan en términos prácticos, sea para atraer más inversión o expandir el espacio dentro de la ciudad [dedicado al transporte público]”, dice.

Explica además que otro compromiso que debe cumplir Brasil es aumentar el uso de biocombustibles. “Brasil todavía no ha detallado ninguna de esas opciones. No estamos seguros de cómo esos temas se traducirán en metas específicas. Hay mucha voluntad para abordar esas cuestiones”, señaló.

Simoni sostiene asimismo que el país debería ser menos dependiente de las carreteras para el transporte de cargas. “Se trata de una cuestión económica. ¿Dónde se producen los bienes en el país y cómo llegan a sus consumidores finales? Las cargas se transportan en camiones con combustibles fósiles. Si queremos lograr nuestro objetivo, tenemos que enfrentar ese desafío del transporte de carga en Brasil a largo plazo y elaborar un plan para ser más eficientes en la forma como transportamos las cosas”, declaró.

El científico espera que el Encuentro Internacional sobre Descarbonización del Transporte discuta medios prácticos para lograr esos cambios, además de analizar las experiencias de otros países. “Los países lo están haciendo cada uno a su manera. Veremos ejemplos de Chile y Alemania”, anticipó.

Además del Instituto Clima y Sociedad, el evento está organizado por el Instituto de Energía y Medioambiente y por la Embajada de Alemania. Las charlas matutinas se centrarán en experiencias internacionales. Por la tarde, se discutirán propuestas sobre la descarbonización del transporte público brasileño, bien como las tendencias tecnológicas e innovaciones en el área.

 

Traducción: Lucas Magdiel

Edición: Mariana Branco