Se encuentra usted aquí

Estudio muestra que brasileños quieren cambiar hábitos de transporte

  • 06/12/2017 20h12publicação
  • Brasilialocalização
Mariana Branco – Reportera de Agência Brasil
Brasília - Uma greve-relâmpago, organizada hoje (28) por rodoviários, pegou de surpresa os moradores do Distrito Federal. Devido à falta de circulação de ônibus, o trânsito ficou bem mais intenso no sentido Plan

El 74% de los encuestados reconocen que los combustibles fósiles tienen un impacto negativo en la calidad del aireJosé Cruz/Agência Brasil

Un estudio encargado por el Instituto Clima y Sociedad (ICS), una organización no gubernamental dedicada a combatir las causas del cambio climático, señaló que los brasileños son conscientes de la importancia de cambiar sus opciones de transporte y priorizar la energía limpia.

Las cifras son preliminares y fueron divulgadas este miércoles (6) por el coordinador de Transporte de la entidad, Walter Figueiredo de Simoni, durante el Encuentro Internacional sobre Descarbonización del Transporte. La versión completa del estudio se dará a conocer en los próximos días.

El 74% de los encuestados reconocen que los combustibles fósiles tienen un impacto negativo en la calidad del aire. Un total de 63% reconocen el impacto negativo en la calidad del agua, y el 69% comprenden que la quema de ese tipo de combustible contribuye al cambio climático.

Además, el 86% de las personas dijeron que votarían por un candidato que se comprometiera a hacer la vida más fácil a los peatones mediante la renovación de las aceras y las plazas públicas.

El 85% dijeron que elegirían a un candidato que se comprometiera a renovar las flotas de autobuses y el 84% votaría por alguien que propusiera recuperar carriles para bicicletas. La encuesta se hizo a una muestra representativa de la población brasileña.

Dificultades

Aunque se muestren dispuestos a cambiar sus hábitos, los brasileños enfrentan una serie de dificultades relacionadas con el transporte público, especialmente en los principales centros urbanos. Según Clarice Linke, diretora ejecutiva del Instituto de Políticas de Transporte y Desarrollo (ITDP), una ONG con sede en Nueva York, las personas que viven en las principales urbes del país se ven obligadas a hacer frente a los precarios servicios de transporte.

De acuerdo con datos presentados por Linke, la red de transportes atiende solo al 19% de la población de São Paulo, frente al 30% en Río de Janeiro. “Nuestra infraestructura es insuficiente y es difícil atender a la población. Si miramos la situación desde una perspectiva de ingresos, es aún más grave. El sistema de transporte público de Río recibió inversiones del Banco Mundial en los últimos años, pero su estado es precario”, comentó durante el debate sobre soluciones para disminuir la contaminación por tráfico en Brasil.

Linke informó que un promedio del 73% de la población de las regiones metropolitanas en Brasil está insatisfecha o muy insatisfecha con el transporte público. “La población se está endeudando y cada vez más prefieren el transporte motorizado individual”, dijo.

Movilidad urbana

Martha Martorelli, gerente de Planificación de la Secretaría Nacional de Movilidad Urbana del Ministerio de las Ciudades, dijo que la Política Nacional de Movilidad Urbana de Brasil, lanzada en 2012, estipula que el país debe priorizar el transporte público y los peatones. Ella reconoce, sin embargo, que ha habido grandes desafíos para alcanzar esos objetivos.

“La dificultad de implementación es hoy el mayor obstáculo. Trabajar con una política nacional es nuestro principal objetivo para lograr la descarbonización. Cambiar la modalidad de transporte predominante en nuestro país supondría un gran cambio en la situación climática de las ciudades”, argumentó.

Martorelli informó además que la rama de la movilidad urbana de Avanzar, una iniciativa del gobierno federal que prevé destinar fondos para vivienda, infraestructura y energía, ha logrado avances significativos en medios alternativos de transporte. “Nuestros proyectos para aceras y ciclovías solo existían vinculados a otros proyectos. Ahora el gobierno municipal puede presentar proyectos dedicados exclusivamente a aceras, paseos y carriles bici”, ilustró, agregando que ciudades pequeñas también se benefician del programa, con una metodología especialmente desarrollada para ellas.

Traducción: Lucas Magdiel

Edición: José Romildo