Digite sua busca e aperte enter

Compartilhar:

Activistas desocupan apartamento atribuido al expresidente Lula

Los manifestantes protestaban contra la condena de Lula

Publicado em 16/04/2018 - 19:00

Por Agência Brasil São Paulo

Tras ocupar la propiedad durante cerca de dos horas, miembros del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo y del Frente de Personas sin Miedo desocuparon el apartamento triplex que la Justicia atribuyó al expresidente Luiz Inácio Lula de Silva en Guarujá, ciudad costera de São Paulo.

Los manifestantes llegaron temprano por la mañana y desplegaron banderas del movimiento y pancartas por la fachada del edificio. "Si [el apartamento] es de Lula, es nuestro”, decía una de ellas.

Los activistas protestaban contra la condena de Lula por supuestamente haber aceptado el apartamento como soborno, a cambio de favores que beneficiaban a la constructora OAS.

A través de su cuenta de Twitter, Guilherme Boulos,  coordinador del Movimiento de los Sin Techo y precandidato presidencial del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), calificó de arbitraria la acción de la Policía Militar, ya que no se había emitido ningún orden judicial.

“La policía fijó un plazo para la evacuación del triplex, bajo amenaza de arrestar a todos los ocupantes. El triplex fue desocupado, pero el mensaje permaneció. Por supuesto que no tenían un orden: ¿quién pediría el desalojo?”, cuestionó Boulous.

El expresidente Lula se encuentra detenido en la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba desde el último 7 de abril. El inmueble está en el centro de la investigación que condujo a su encarcelamiento por cargos de corrupción y lavado de dinero. Lula fue condenado a 12 años y un mes de prisión. De acuerdo con las investigaciones, el inmueble y una reforma estimados en US$ 700 mil fueron entregados como soborno a Lula por la constructora OAS a cambio de favorecer la empresa en contratos públicos.

Fiscales federales del estado de Paraná informaron que el apartamento está disponible para subasta. Sin embargo, aún no se sabe quien tendría derecho a solicitar el desalojo.

 

 



 

 

Tradução: Lucas Magdiel Edição: Vanira Foster

Últimas