Digite sua busca e aperte enter

Compartilhar:

Cartel desvió dinero de comidas escolares en São Paulo

Contratos irregulares sumaron unos US$ 445 millones

Publicado em 09/05/2018 - 20:38

Por Fernanda Cruz São Paulo

Una Investigación de la Policía Federal (PF) y de la Controlaría General de la Unión (CGU) encontró que alumnos de escuelas en 30 municipios del estado de São Paulo recibieron meriendas de baja calidad por culpa de un cartel de empresas que operaba una red de desvío de fondos públicos hace al menos 20 años.

De acuerdo con las autoridades, los fondos se desviaban del Programa Nacional de Alimentación Escolar (Pnae), del gobierno federal. Se estima que los 65 contratos fraudulentos sumaron cerca de US$ 445 millones.

La operación Prato Feito (“comida lista”) –que investiga el desvío de fondos públicos destinados a la educación– busca cumplir órdenes de registro y allanamiento a residencias y oficinas de los alcaldes de varias ciudades del estado de São Paulo. Las búsquedas también se llevaron a cabo en los estados de Paraná (sur), Bahia (noreste) y Distrito Federal (centro).

Modus operandi

Las investigaciones apuntan a que cinco grupos criminales actuaban en ayuntamientos, por intermedio de cabilderos, con el objetivo de defraudar licitaciones. Las autoridades cumplieron un total 154 órdenes de registro y allanamiento, apartaron de manera preventiva a agentes públicos y suspendieron a 29 empresas de contratos con el poder público.

Se sospecha que 85 personas están implicadas en la trama, incluidos 13 alcaldes en ejercicio, cuatro exalcaldes, un concejal, 27 agentes públicos y otros 40 individuos vinculados a empresas privadas.

Los investigados podrán ser procesados por los delitos de fraude en concesiones públicas y asociación para delinquir, así como corrupción activa y pasiva, con penas que van de 1 a 12 años de prisión.

“Comidas listas”

De acuerdo con la Policía Federal, algunas escuelas ofrecían solamente una galleta y leche diluido en agua a los alumnos. En Araçatuba, los niños llegaron a ser prohibidos de repetir comidas y comenzaron a recibir “comidas listas”, de ahí el nombre de la operación. El municipio recibió, durante un período de dos años, US$ 1 millón del gobierno federal, mientras que sobrefacturó productos y servicios por US$ 612 mil.

Las irregularidades también afectaron a otros sectores en la educación, como la adquisición de uniformes y materiales escolares, así como servicios de limpieza.

Asistencia

En un nota, el ayuntamiento de São Paulo informó que la Policía Federal cumplió órdenes de registro y allanamiento relativos a tres casos sobre la alimentación escolar entre 2010 y 2011. El año pasado, agregó la nota, se formó un grupo de trabajo en colaboración con la Secretaría de la Hacienda para actualizar multas pendientes de cobro desde 2013.

En uno de los tres casos, se descubrió que las multas estaban vencidas, y hasta el momento se emitieron formularios para el pago de US$ 3,38 millones, de los cuales US$ 2,5 millones se habían pagado hasta febrero.

Tradução: Lucas Magdiel Edição: Maria Claudia/Mariana Branco

Últimas