Se encuentra usted aquí

Estudio revela escenario de violencia en las escuelas brasileñas

  • 20/03/2017 13h04publicação
  • Brasilialocalização
Mariana Tokarnia – Reportera de Agência Brasil
Alunos que pretendem trabalhar na Copa 2014 faz curso extracurricular de inglês

La Prueba Brasil, principal evaluación de desempeño de las escuelas públicas del país, verifica las habilidades esenciales en Lengua Portuguesa y Matemáticas de los estudiantes, y el entorno escolarWilson Dias/Agência Brasil

Más de 22,6 mil profesores fueron amenazados por estudiantes y más de 4,7 mil sufrieron atentados a su vida en las escuelas donde trabajan. Los datos proceden de una encuesta adjunta a la Prueba Brasil 2015, aplicada a directores, estudiantes y profesores del 5.º al 9.º año de la enseñanza fundamental en todo el país. La información recopilada fue difundida hoy (20) en la plataforma QEdu www.qedu.org.br.

La Prueba Brasil, principal evaluación de desempeño de las escuelas públicas del país, verifica las habilidades esenciales en Lengua Portuguesa y Matemáticas de los estudiantes, y el entorno escolar. El examen pertenece al Índice de Desarrollo de la Educación Básica (IDEB) del Ministerio de Educación, y los expertos lo consideran una herramienta esencial para mejorar la calidad de la educación.

Las respuestas de la encuestados muestran que hay un escenario de violencia en las escuelas. Las agresiones se producen no solo hacia profesores y empleados, sino también entre estudiantes. La mayoría de los profesores (71%), lo que equivale a casi 184 mil, relató que hubo agresión física o verbal entre alumnos.

En total, 262,4 mil profesores respondieron los cuestionarios. Más de 2,3 mil afirmaron haber tenido estudiantes que asistieron a clases con armas de fuego, y más de 12 mil dijeron haber tenido estudiantes con armas blancas, como cuchillos y navajas. A menudo, estuvieron en clase estudiantes que habían tomado alcohol, de acuerdo con 13 mil profesores, o utilizado drogas, según 29,7 mil.

Ernesto Faria, investigador de la Fundación Lemann de apoyo a la educación, dice que muchos de esos conflictos provienen de fuera de la escuela. “El reto no es tan simple porque la violencia muchas veces no está conectada a la escuela, sino a problemas locales de la región. Es importante no considerar la escuela como algo aislado. Ella tendrá que involucrar a la comunidad y pensar qué tipo asociación debe haber”, dice.

El investigador afirma que, si bien los índices de violencia no son tan altos en términos porcentuales, son preocupantes en números absolutos. “Debemos observar si es agradable el entorno escolar, la relación entre profesores y estudiantes. Tenemos que pensar en la gestión del aula, la disciplina, el trabajo con habilidades socioemocionales”, dice.


Traducción: Leonardo Vieira

Edición: Kleber Sampaio / Nira Foster