Se encuentra usted aquí

Lanzado al espacio satélite brasileño para comunicaciones y defensa

  • 05/05/2017 08h52publicação
  • Brasilialocalização
Sabrina Craide – Reportera de Agência Brasil
Satélite brasileiro para defesa e comunicações será lançado na Guiana Francesa (Reprodução/TV NBr)

Con 5,8 toneladas y 5 metros de altura, el satélite brasileño se ubicará a una distancia de 36 mil km desde la superficie de la Tierra, cubriendo todo el territorio nacional y el Océano Atlántico.TV NBr

Fue lanzado el jueves (4) el primer satélite geoestacionario brasileño para defensa y comunicaciones estratégicas. El lanzamiento, realizado desde el Centro Espacial de Kourou, en la Guayana Francesa, fue seguido en Brasilia por el presidente Michel Temer y por los ministros Raul Jungmann (Defensa) y Gilberto Kassab (Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicaciones). La compañía lanzadora de satélites Arianespace lanzó también uno de Corea del Sur.

El despegue fue considerado perfecto por el centro de control de Arianespace. Tras el lanzamiento del cohete que llevó el equipo al espacio, tardó 28 minutos hasta la separación del satélite, que llevará unos 10 días para llegar a su posición final.

Después de eso, se harán pruebas durante 30 días. A mediados de junio, el control operacional del satélite podrá ser hecho por las Fuerzas Armadas de Brasil. La banda utilizada para comunicaciones podrá utilizarse a partir de septiembre.

Satélite

Con 5,8 toneladas y 5 metros de altura, el satélite brasileño se ubicará a una distancia de 36 mil km desde la superficie de la Tierra, cubriendo todo el territorio nacional y el Océano Atlántico. La capacidad de operación del satélite es de 18 años.

El proyecto es una colaboración entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicaciones, e implica una inversión de US$ 850 millones. El equipo fue adquirido por Telebras y será utilizado para comunicaciones estratégicas del gobierno para ampliar la oferta de banda ancha en el país, especialmente en áreas remotas.


Traducción: Leonardo Vieira

Edición: Juliana Andrade / José Romildo