Se encuentra usted aquí

Temer: Problemas con la carne solo afectan a una pequeña parte de la industria

  • 20/03/2017 17h10publicação
  • São Paulolocalização
Daniel Mello – Reportero de Agência Brasil
Brasília - Após reunião no Palácio do Planalto, o presidente Michel Temer janta em churrascaria com ministros e embaixadores (José Cruz/Agência Brasil)

La operación lanzada el último viernes (17) alcanzó a algunas de las principales empresas de la industria alimentaria del paísJosé Cruz/Agência Brasil

En una declaración que hizo este lunes (20), el presidente Michel Temer aseguró que los problemas descubiertos en frigoríficos por la Policía Federal como parte de la Operación Carne Débil alcanzan a solo una pequeña parte del sector alimenticio. “La agroindustria es de suma importancia para nosotros y no puede ser devaluada por un pequeño núcleo, algo que será de menor importancia: determinable, fiscalizable y punible, si es el caso. Pero no se puede comprometer todo el sistema que hemos construido a lo largo de los años. Exportamos a más de 150 países”, dijo el mandatario a una audiencia de empresarios en la sede de la Cámara Americana de Comercio, en São Paulo.

La operación lanzada el último viernes (17) alcanzó a algunas de las principales empresas de la industria alimentaria del país, como JBS, BRF y Peccin, que están acusadas de cometer una serie de fraudes para ocultar el uso de materias primas caducadas o de baja calidad en la fabricación de los productos.

Temer señaló que el número de funcionarios implicados en la trama (33) es pequeño en comparación con los 11.000 empleados que integran la estructura del Ministerio de Agricultura. “Tenemos sistemas muy rigurosos de evaluación sanitaria aquí en Brasil”, declaró el mandatario. Dichos funcionarios están acusados de embolsarse sobornos a cambio de liberar productos que no cumplían con las regulaciones. De acuerdo con el jefe de Estado, también es pequeño el número de plantas industriales bajo sospecha (21), teniendo en cuenta el tamaño del sector, que cuenta con más de 4,8 mil establecimientos.

Mencionó asimismo las diferentes reuniones que mantuvo en los últimos días, tanto para familiarizarse sobre el tema como para tranquilizar a los países que importan alimentos brasileños. “He mantenido varias reuniones en Brasilia, primero con los ministros de las áreas involucradas con el tema, y luego con las asociaciones de productores de carne de todo tipo, bien como con embajadores de países importadores de la carne brasileña. Terminamos en un ambiente muy fraterno ayer por la noche, comiendo un asado con todos los representantes de los países que allí estaban”, dijo.

Conversación con Trump

El mandatario comentó sobre la llamada que recibió, el último sábado, del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Fue la segunda conversación telefónica entre los dos mandatarios. “Ambos acordamos llevar adelante una agenda de inversiones. Tanto es así que me dijo: 'tenemos que hacer una reunión aquí en Estados Unidos o en Brasil con empresarios brasileños y estadounidenses'”, dijo Temer, revelando parte del contenido del diálogo.

Para mejorar el comercio bilateral, el presidente aseguró que ha tratado de reducir las barreras a las importaciones y exportaciones en Brasil. “No sin razón, estamos reduciendo la burocracia”, resaltó.

Traducción: Lucas Magdiel

Edición: Lidia Neves/José Romildo