Se encuentra usted aquí

JBS: Conversaciones grabadas revelan “juego de cartas” de Joesley Batista

  • 06/09/2017 19h52publicação
  • Brasilialocalização
Débora Brito – Reportera de Agência Brasil
Delação premiada do empresário Joesley Batista

Joesley BatistaImagem de reprodução

En las cuatro horas de la conversación grabada que se dio a conocer este miércoles (6) por el Supremo Tribunal Federal, el empresario Joesley Batista muestra una actitud tranquila y confiada con respecto a las negociaciones relativas a un acuerdo de delación compensada con la Fiscalía General favorable a él y a los negocios del grupo J&F, que controla JBS. El ejecutivo Ricardo Saud, a su vez, expresa preocupación. Ambos están siendo investigados por su presunta participación en un esquema de pago de sobornos y cambio de favores en conexión con miembros de los poderes Ejecutivo y Legislativo. El objetivo de los dos en el momento de la grabación, el 17 de marzo –cuando se lanzó la Operación Carne Débil, que investigó unidades de J&F–, era tratar de cerrar un acuerdo de delación por el cual entregarían informaciones relevantes a los investigadores a cambio de su libertad.

Con base en los nuevos audios –que no habían sido presentados a las autoridades por Joesley Batista– los fiscales sospechan que los delatores omitieron informaciones de la Fiscalía General de la República (PGR) mientras negociaban sus acuerdos de delación compensada, lo que llevó el fiscal general Rodrigo Janot a abrir una investigación sobre el caso. Janot también sospecha que el exfiscal Marcelo Miller –quien trabajaba en la oficina de la PGR – pueda estar implicado en el esquema de Batista y Saud. La PGR sospecha que Miller actuó como “agente doble” durante el proceso de delación. Miller trabajaba en la fiscalía en la época de las negociaciones y dejó su cargo para trabajar en un firma de abogados que representa a JBS.

Preocupación x confianza

En la conversación con Ricardo Saud, Batista repite varias veces que puede “leer el pensamiento de las personas” y que entiende lo que está haciendo el Ministerio Público. A pesar de afirmar que todavía “no ha pactado nada” con el MP, Batista dice que está convencido de que la PGR no negaría un acuerdo de delación que pudiera beneficiar el grupo. En algunos momentos, el empresario llega a reírse e insiste en que todo le parece normal. “No vamos a ser arrestados, y punto”, declara Batista.

A lo largo de la grabación, queda claro que el empresario está jugando “un juego de cartas” como alguien que está seguro de su victoria. Dice a su compañero ejecutivo: “Vamos a sacar eso adelante (...), vamos a hacer amigos de todos lados. No vamos a ser arrestados, y vamos a conseguir salvar la empresa”.

Según Janot, los beneficios otorgados a los delatores pueden ser anulados si se confirman las sospechas de omisión de informaciones y malas acciones.

*Con la colaboración de Pedro Peduzzi

Traducción: Lucas Magdiel

Edición: Lidia Neves/Olga Bardawil