Digite sua busca e aperte enter

Compartilhar:

Michel Temer dice que hay "mucho por hacer" hasta el fin del gobierno

El mandatario hizo una "rendición de cuentas"

Publicado em 16/05/2018 - 13:46

Por Marcelo Brandão y Pedro Rafael Vilela – Reporteros de Agência Brasil Brasilia

En un discurso de aproximadamente una hora para presentar el balance de dos años de su gobierno, el presidente Michel Temer afirmó el martes (15), durante una ceremonia en el Palacio del Planalto, que aún queda mucho por hacer en los meses que faltan para el fin de su gestión. Temer habló a una audiencia de ministros y parlamentarios aliados. “Tenemos siete meses por delante, tenemos mucho por hacer y podemos hacerlo. Si en dos años hemos hecho todo eso, en siete meses podemos hacer al menos un tercio más.”

Al hablar sobre el evento, el presidente, que asumió el 12 de mayo de 2016 tras la destitución de Dilma Rousseff, subrayó que no se trataba de una conmemoración, sino de una rendición de cuentas. Según él, "fueron muchas realizaciones en poco tiempo", y acreditó a su gobierno el fin de la recesión económica en el país, la caída en la tasa de interés –que alcanzó el menor nivel de la historia– y del riesgo Brasil, además de resultados récord en la balanza comercial y mejora en el desempeño de las empresas del país en la Bolsa de Valores.

El presidente dijo que el desempleo viene dando "claros signos de recuperación", y citó datos del Registro General de Empleados y Desempleados, vinculado al Ministerio de Trabajo, que apunta saldo positivo de más de 200 mil nuevos puestos creados desde el inicio del año. De acuerdo con datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), la tasa de desocupación está en el 13,1% en el país.

Durante el discurso, Temer se dispuso a citar, una a una, casi todas las acciones listadas en la cartilla lanzada poco antes, que enumera 83 medidas de su gobierno en dos años de gestión. El mandatario hizo un elogio a su equipo y un agradecimiento específico a los parlamentarios de la base aliada. Según él, los diputados y senadores “colocaron a Brasil por encima de cualquier interés político-partidista”. Temer reafirmó que el diálogo ha sido una marca de su gobierno, clasificado por él mismo como “semipresidencialista”.

Presidente Michel Temer faz balanço dos dois anos de governo, durante o evento O Brasil Voltou, no Palácio do Planalto.
Temer reafirmó que el diálogo ha sido la marca de su gobierno - Fabio Rodrigues Pozzebom/Agência Brasil

Recado a los desempleados

Además, el presidente repitió lo que ya había dicho en su pronunciamiento el Día del Trabajador y pidió que los desempleados no pierdan la esperanza y “no acepten otro Brasil”.

“Agradezco a todos, pero también a nuestros millones de trabajadores y trabajadoras que diariamente hacen que Brasil suceda. A quien todavía busca un empleo, no he olvidado mi compromiso asumido. Brasil crece y nuestra esperanza crece junto."

Críticas a la oposición

El presidente terminó el discurso con lo que llamó un "mensaje político-institucional a la nación". Él sostuvo la necesidad de pacificación del país y dijo que es necesario separar el momento político-electoral, cuando todos se cuestionan y debaten lo que consideran lo mejor para el país, del político-administrativo. “Que pronto después de las elecciones venga el momento llamado político-administrativo, cuando todos deben unirse en busca del bien común.”

Michel Temer criticó también a sectores de oposición en los tres niveles de gobierno. Según él, hay políticos que hacen oposición sin argumentos, solo porque no fueron elegidos. “Espero que, pronto después de las elecciones, puedan pensar en los problemas del país y no en el hecho de haber ganado o perdido la elección.”

Tradução: Leonardo Vieira Edição: Davi Oliveira / Mariana Branco

Últimas