Digite sua busca e aperte enter

Compartilhar:

Ungido por Lula como candidato, Haddad tuvo una carrera meteórica

En menos de un mes de campaña, llegó al segundo lugar en las encuestas

Publicado em 07/10/2018 - 19:58

Por Luiza Damé Brasilia

Amigo de Lula. Un título para pocos. Entre esos pocos se encuentra el profesor universitario Fernando Haddad, por segunda vez elevado a la condición de candidato por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. A Lula, encarcelado en la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba (sur), Haddad le juró lealtad, al igual que prometió, en la campaña electoral, devolver el poder al PT (Partido de los Trabajadores, el cual Lula ayudó a fundar).
 
Acreditado como abogado de Lula, Haddad, durante su corta campaña, solía visitar al exmandatario en prisión los lunes. En las propagandas electorales, se presentó como la voz y las piernas de Lula, pero no heredó la desenvoltura y el carisma de su maestro en el contacto con los votantes. Incluso en el noreste del país, histórico bastión de Lula, donde obtiene sus mejores resultados en las encuestas, su nombre no es muy conocido.

Elegido oficialmente por el PT para postularse como compañero de fórmula de Lula, Haddad solo fue confirmado como candidato presidencial el 11 de septiembre. Su programa de gobierno prevé medidas de emergencia para generar empleo. Aboga por la revocación de la reforma laboral y de una enmienda constitucional que estableció un límite para los gastos públicos por 20 años, medidas aprobadas en el Congreso por el gobierno de Temer. Además, quiere "enmarcar a los bancos" con una reforma bancaria.

En las primeras encuestas electorales, Haddad tenía entre el 5% y el 8% de las intenciones de voto. Con menos de un mes de campaña, superó el 20% y llegó al segundo lugar en las encuestas. En el mismo período, su índice de rechazo superó el 35%.

O candidato à Presidência da República, Fernando Haddad, vota em São Paulo
En las primeras encuestas electorales, Haddad tenía entre el 5% y el 8% de las intenciones de voto. Con menos de un mes de campaña, superó el 20% y llegó al segundo lugar en las encuestas.- Marcelo Camargo/Agência Brasil

Ministro de educación

El exministro de Educación Fernando Haddad promete ampliar el acceso de los niños y jóvenes a las guarderías y escuelas. Lideró las propuestas para modificar el Fies (programa de financiamiento estudiantil) y el Enem (Examen Nacional de la Enseñanza Secundaria), además de implantar el Camino de la Escuela, una iniciativa que distribuye autobuses escolares a los municipios, y ampliar las vacantes en universidades e institutos federales.

Bajo su mando, el Enem sufrió uno de sus mayores ataques: el robo de pruebas. En 2011, Haddad recibió críticas de sectores de la sociedad y del Congreso –incluso de su actual adversario Jair Bolsonaro, diputado que apoya la llamada bancada religiosa– cuando la cartera patrocinó el llamado "kit gay", un material para combatir la homofobia que se distribuiría en escuelas públicas. Por presión de los aliados, se canceló la impresión del material, lo que supuso un duro golpe político para el entonces ministro.

O candidato à Presidência da República, Fernando Haddad, vota em São Paulo.
El exministro de Educación Fernando Haddad promete ampliar el acceso de los niños y jóvenes a las guarderías y escuelas. - Marcelo Camargo/Agência Brasil

Campaña

En la víspera de las elecciones presidenciales, el candidato escogió la región noreste, donde es líder en las encuestas, para concluir sus actividades de campaña en la primera vuelta. Pasó el sábado en la ciudad de Feira de Santana, la segunda más grande del estado de Bahía, un estado gobernado por el PT.

Desde allí, Haddad hizo una transmisión en directo por Internet para refutar noticias falsas. En el video, dijo que es nieto de un líder religioso, lleva casado hace 30 años, está a favor de los valores familiares, y que todavía defiende la escuela como un lugar para aprender conocimientos como ciencia, arte y literatura.

También divulgó una carta en las redes sociales, en la que critica a sus adversarios. “Ellos tienen la fuerza como una idea, nosotros tenemos nuestras ideas como fuerza”, dijo.

Haddad enfrentó problemas durante la campaña que lo dejaron a la defensiva en los debates, como las constantes referencias de sus opositores a las acusaciones de corrupción contra el PT. El propio Haddad fue acusado el mes pasado por el Ministerio Público del estado de São Paulo por corrupción pasiva, asociación delictiva y lavado de dinero.

o vice candidato a presdencia da republica fernando haddad fala no evento dialogo eleitoral
Afiliado al PT desde 1983, Haddad llegó al gobierno de Lula en 2003 por invitación del entonces ministro de Hacienda Guido Mantega. - José Cruz/Agência Brasil

Carrera meteórica

Afiliado al PT desde 1983, Haddad llegó al gobierno de Lula en 2003 por invitación del entonces ministro de Hacienda Guido Mantega. Tuvo una carrera meteórica. En poco más de dos años, pasó de asesor del Ministerio de Planificación a secretario ejecutivo del Ministerio de Educación y luego a ministro de Educación. Se desempeñó seis años y medio en el cargo, durante el primer y el segundo mandato de Lula, bien como durante el primer año de gobierno de la expresidenta Dilma Rousseff.

A principios del año siguiente, dejó el gobierno para postularse a alcalde de São Paulo, bajo el patrocinio de Lula. En su primera experiencia como candidato, dejó los últimos lugares en las encuestas y se salió ganador en las urnas. Su gestión no fue bien evaluada y, tras cuatro años en el cargo, Haddad fue derrotado en la primera vuelta por João Dória del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) en 2016.

Hijo de inmigrantes libaneses, Haddad nació en São Paulo el 25 de enero de 1963. Está casado desde hace 30 años con la profesora universitaria Ana Estela Haddad y tiene dos hijos, Federico y Carolina. Es licenciado en Derecho, con maestría en Economía y doctorado en Filosofía por la Universidad de São Paulo. Fanático del rock, a menudo se presenta tocando la guitarra con amigos.

Tradução: Lucas Magdiel Edição: Carolina Pimentel / Mariana Branco

Últimas