Covid-19 suspende clases del 99,3% de las escuelas de educación básica

Esto es lo que revela la encuesta del IBGE realizada en todo el país.

Publicado en 03/12/2021 - 10:03 Por Alana Gandra - Repórter da Agência Brasil - Brasília

La encuesta Síntesis de Indicadores Sociales (SIS): un análisis de las condiciones de vida de la población brasileña, publicada hoy (3) por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), en Río de Janeiro, revela que el tiempo promedio de suspensión de actividades de enseñanza y aprendizaje en 2020, debido a la pandemia, totalizó 279,4 días en Brasil.

En la red pública, el promedio de actividades suspendidas presencialmente fue de 287,5 días, y en la red privada, de 247,7 días. En general, el 99,3% de las escuelas de educación básica suspendieron las actividades en el aula y el 90,1% no regresó en el año escolar 2020.

El mayor tiempo promedio total de suspensión de las clases presenciales se identificó en la región Nordeste del país (299,2 días), con énfasis en la red pública (307,1 días). En la red de educación privada, el mayor tiempo promedio de suspensión de las clases presenciales se observó en la Región Sudeste (250,8 días).

El IBGE informó que Brasil se encuentra entre los países que tuvieron el período más largo de suspensión de clases presenciales, según el seguimiento global de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

En noviembre del año pasado, el IBGE constató que el 2,4% de los alumnos de entre seis y 17 años asistía habitualmente a clases presenciales y un 5,4% parcialmente, mientras que el 92,2% no tenía clases presenciales. De este total, las actividades escolares no estaban disponibles para el 10,8%.

En educación básica, el 42,6% de las escuelas promovió las clases a través de internet, el 35,5% en la red pública y el 69,8% en la red privada. Los porcentajes más bajos de adopción de esta estrategia de enseñanza se identificaron en Acre, Amazonas, Pará y Roraima: 8,1%, 9,9%, 13,2% y 13,3%, respectivamente. Por otro lado, los porcentajes más altos se registraron en Ceará (61,8%) y en el Distrito Federal (82,9%).

diferencias

En 2019, el 54% de los estudiantes de 15 a 17 años tenía internet y una computadora o portátil en casa, con un 48,6% en la red pública y un 90,5% en la red privada. Entre los estudiantes blancos en este grupo de edad, el total alcanzó el 67,3%, contra el 46,8% de los estudiantes negros o marrones, mostrando una diferencia de 20,5 puntos porcentuales.

Al mismo tiempo, el 9.2% de las escuelas públicas proporcionaron equipos (computadora, computadora portátil , teléfonos inteligentes ) para uso de los estudiantes durante el año escolar 2020 (8.7% de las escuelas públicas y 11.2% de las privadas). Los porcentajes más bajos en la red pública se encontraron en Amapá, Rondônia y Ceará (entre 3,2% y 3,5%), mientras que los porcentajes más altos se registraron en Mato Grosso do Sul, São Paulo y el Distrito Federal (18,1%, 18,6% y 21,9%). %, respectivamente).

Los porcentajes más altos de estudiantes de 6 a 17 años que asistieron a escuelas sin actividades presenciales y sin ofrecer actividades escolares se encontraron, en noviembre del año pasado, en la Región Norte (25,4%) y los más bajos en la Región Sur (2. 3%), siendo también mayor en el área rural (15,9%) y en la red pública (12,4%), que es 4,3 veces mayor que en la red privada.

Para o grupo de 15 a 17 anos, com idade oficial de frequência ao ensino médio, 35,6% dos estudantes dedicaram menos de duas horas diárias às atividades escolares em novembro de 2020, ante 43,9% dos estudantes de seis a 14 anos de edad. Según la encuesta, la incidencia de menor dedicación a los estudios es mayor entre los que acuden a la red pública (39,2%) y entre los que tienen menos ingresos.

Alojamiento

Según la encuesta del IBGE, la mayoría de la población señala problemas en el hogar, especialmente entre los negros o pardos. La identificación de problemas es más común entre las personas más jóvenes y aquellas con ingresos más bajos.

En relación a los desplazamientos al trabajo en capitales y regiones metropolitanas, se observó que los negros o marrones realizaron la mayor proporción de desplazamientos largos en 2017 y 2018 (18,1% contra 14,6% entre los blancos). Entre los trabajadores domésticos, el 28,5% se desplazó durante más de una hora.

Los empleados con contrato laboral tienen viajes más largos (22,5%) que los empleados sin contrato laboral (14,7%) y los que viajan por cuenta propia (7,9%).

Las mayores proporciones de ocupados con tiempo de desplazamiento al trabajo principal, en 2017 y 2018, superior a una hora, se registraron en las regiones metropolitanas de Río de Janeiro (26,2%), São Paulo (22,8%) y Belo Horizon (16,5%). %).

La encuesta de Síntesis también mostró que, en Brasil, en 2017/2018, el 51,4% de los inquilinos tenían solo un contrato verbal u oral. Este grupo representó el 8,6% de la población del país. La situación está relacionada con los ingresos y el color o la raza de la persona.

Entre los negros o pardos, la tasa de informalidad en los contratos de alquiler alcanzó el 58,7% contra el 42,7% entre los blancos. Según la Encuesta de Presupuestos Familiares (POF), el 10,3% de la población del país vivía en hogares sujetos a inundaciones. En la región metropolitana de Río de Janeiro, el 28,2% de la población se encontraba en esta situación, constituyendo el porcentaje más alto entre las áreas urbanas de las capitales brasileñas.

Salud

En el período de 2010 a 2017, el mayor gasto de consumo final en salud como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) se observó en 2015 (9,1%), 2016 (9,3%) y 2017 (9,2%). En esos mismos años, los mayores gastos en salud ocurrieron por parte de las familias (5,2%, 5,3% y 5,4% del PIB), así como del gobierno (3,9%, 4% y 3,9% del PIB, respectivamente).

El gasto promedio mensual per cápita en salud en Brasil en 2017/2018 fue de R $ 133,24, equivalente al 9,7% del gasto. En el área urbana, este valor se elevó a R $ 142,59, frente a R $ 79,14 en el área rural. El gasto mensual por individuo fue de R $ 168,54 entre los hombres blancos y R $ 91,29 entre los negros o morenos.

Entre las mujeres, el gasto en salud se elevó a R $ 188,05 para las mujeres blancas o de color ya R $ 98,99 para las negras o mixtas. El gasto sanitario medio mensual aumenta a medida que aumenta la edad de la persona. Para el grupo de 60 años o más, alcanzó R $ 268,65, lo mismo ocurre con la educación superior completa (R $ 290,88). El gasto en salud también es mayor para las personas con ingresos más altos.

Las restricciones al acceso a medicamentos y servicios de salud, en el período 2017/2018, fueron mayores para las familias monoparentales de mujeres, con más restricciones para las mujeres de color o raza negra o marrón, con hijos de 14 años en el hogar (35,6% en servicios de salud y 22,5% en medicamentos). Las personas sin seguro médico enfrentan el doble de restricciones, informó el IBGE.

En los establecimientos con servicio público prestado por el Sistema Único de Salud (SUS), los ingresos hospitalarios crecieron un 4,38% de 2019 a 2020, mientras que la urgencia aumentó un 3,23% en el mismo período. En establecimientos con atención privada (privado y seguro médico), hubo retracción.

La encuesta también encontró que el número total de brasileños, en 2019, sin consulta médica durante más de dos años alcanzó el 11,7% de la población de 18 años o más. De este total, el 20,3% eran hombres negros o morenos y el 14,5% eran hombres blancos.

Los servicios de salud fueron utilizados en hospitalizaciones para tratamiento clínico por el 39,5% de los brasileños, siendo el uso máximo para este fin en Maranhão (54,2%) y el mínimo (32,5%) en São Paulo. Los ingresos quirúrgicos promediaron el 38,6% en el país, con un máximo del 46,3% en Río de Janeiro y un mínimo del 25,6% en Amapá.

La asistencia con el seguro de salud mostró un promedio de 30,2% en Brasil, con un máximo de 50,1% en el Distrito Federal y un mínimo de 6,6% en Maranhão. En el Sistema Único de Salud (SUS), el promedio en Brasil fue de 63,3%, con una atención máxima de 89,3% en Maranhão y una mínima de 42,9% en el Distrito Federal.

Fallecidos

En 2020, hubo 1,6 millones de muertes, un aumento del 15% en comparación con 2019. Según el Ministerio de Salud, de 2010 a 2019 el crecimiento promedio anual del total de muertes en el país fue del 1%.

Mulher recebe aplicação de vacina da AstraZeneca contra Covid-19 no estádio de Cwmbran, em Gales do Sul, Reino Unido
Reuters / Geoff Caddick / Derechos reservados

En 2019, para el grupo de 60-69 años, la mortalidad registrada por alguna enfermedad infecciosa o parasitaria alcanzó las 9.000 personas y ningún caso por el nuevo coronavirus; en el año siguiente, hubo 56 mil muertes, de las cuales 47 mil por coronavirus.

Teniendo en cuenta la infección por el nuevo coronavirus de localización no especificada, la población blanca presenta un porcentaje mayor en el grupo de 70 años o más (30,1%). Los negros o marrones en este grupo de edad registraron el 24,3%. Por otro lado, en el resto de grupos de edad, los negros o marrones tienen porcentajes más altos que los blancos (24,9% contra 20,7%, respectivamente).

Texto traducido mediante inteligencia artificial.

Edición: Kleber Sampaio

Últimas noticias