São Paulo recibe obra de arte urbano en homenaje a inmigración árabe

La obra está firmada por el artista Kléber Pagú

Publicado en 06/07/2022 - 10:08 Por Camila Maciel - Reportera de Agência Brasil - São Paulo

Se inauguró este martes (5), às 18h30, en la zona central de São Paulo, una obra de arte urbano en honor a la inmigración árabe. La pintura "Ahlan", que en portugués significa "¡Hola!", se encuentra en una de las fachadas del edificio Garaje Automático Senador, de 70 metros de altura, en la región de la calle 25 de Março. La obra está firmada por el artista Kléber Pagú, comisariado por la periodista y gestora cultural Fernanda Bueno.

La obra está pensada como una forma de agradecimiento a las contribuciones del pueblo árabe a la humanidad y un homenaje a los inmigrantes en Brasil. La región de la calle 25 de Março es un baluarte de esta comunidad y un fuerte símbolo del espíritu emprendedor de estas personas.

Con la obra completa, que aún busca patrocinio, cada fachada contará una parte de la historia de la inmigración árabe y sus aportaciones a la humanidad en temas como medicina, arquitectura y álgebra. El portafolio de Pagú incluye más de 200 instalaciones artísticas en Brasil y otras partes del mundo. La primera etapa de la iniciativa está patrocinada por la Cámara de Comercio Árabe Brasileña, que completa 70 años de fundación, y cuenta con el apoyo de la Federación de Asociaciones Musulmanas de Brasil (Fambras) y la certificadora Cdial Halal.

Diseño

El proyecto reúne elementos de la tradición árabe, como el oro, símbolo del comercio de los mercaderes, los primeros inmigrantes árabes, y el arabesco, ornamento caracterizado por el cruce de líneas en combinaciones geométricas. Según los artistas, los patrones son similares a las formas vegetales, que constituyen una perspectiva infinita, más allá del mundo visible y material. Por la noche, la obra estará iluminada.

El edificio que alberga la obra es propiedad de la familia de Zaki Dib, un inmigrante sirio de la ciudad de Homs. A principios de la década de 1930, el edificio albergaba cinco tiendas en la planta baja y cuatro residencias en la planta superior. En los años 60, los hijos de Zaki decidieron construir un garaje automático, que en su momento fue considerado el más alto de la ciudad. Heloísa Dib, nieta de Zaki, es la responsable del proyecto. Participó en su desarrollo junto con Fernanda Bueno.

Traducción: Lucas Magdiel -  Edición: Valéria Aguiar / Sônia Fernandes

Últimas noticias