Hace 40 días el promedio diario de muertes supera los mil en Brasil

La alta ocupación de las UCI puede subir cifra de óbitos por COVID-19

Publicado en 05/03/2021 - 15:15 Por Vinícius Lisboa – Reportero de Agência Brasil - Río de Janeiro

Brasil ha alcanzado esta semana los 40 días consecutivos con un promedio diario de más de mil víctimas fatales de la COVID-19, y la ocupación crítica de unidades de cuidados intensivos (UCI) en 19 de los 27 estados puede incrementar aún más el número de muertes causadas por la enfermedad en los próximos días.

La alerta es del epidemiólogo Diego Xavier, investigador del Instituto de Comunicación e Información en Salud (Icict) de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), quien asegura no tener dudas de que el país vive el momento más grave de la pandemia hasta ahora.

“Antes, había diferentes épocas epidémicas en cada estado, pero ahora tenemos una gran ola en todo el país al mismo tiempo. Y cuando tenemos esto, no hay forma de reubicar [recursos y pacientes] de una región a otra, o de un estado a otro.”

Se calcula el promedio móvil de muertes sumándose las muertes confirmadas en los últimos siete días y dividiéndolas por siete. El indicador es considerado importante para reducir el impacto de las fluctuaciones diarias en las notificaciones y acercarse a una tendencia pandémica. Además, los expertos consideran que las muertes están menos sujetas al subregistro que las infecciones, ya que se investigan más. Las contaminaciones, a su vez, a menudo no se prueban o ocurren de forma asintomática.

El 23 de enero de este año, el promedio móvil de muertes por COVID-19 en el país nuevamente superó las mil víctimas diarias, según el panel Monitora COVID-19 de Fiocruz, y se viene manteniendo en este nivel hace 41 días ininterrumpidos. El año pasado, el período más largo con un promedio de más de mil muertes por día duró 36 días, entre el 3 de julio y el 7 de agosto.

Ocupación de UCI

Xavier explica que las cifras actuales son un “cuadro atrasado” de cuando la ocupación de las camas de UCI aún no había llegado a la situación actual. “Esta cifra [el promedio móvil de muertes] tiene un retraso que puede llegar a tres semanas, a depender del lugar donde se realice el registro, porque depende de la estructura de registro”, dice.

“Si una persona no logra hospitalizarse y luego muere, primero se hará el registro de la muerte. El diagnóstico de COVID, en este caso, entrará en la cola para inserción en el sistema, y solo después tendremos este dato. Lo que estamos viendo ahora [en el promedio de muertes] es un reflejo del pasado. La tendencia es que el volumen de muertes aumente.”

La ocupación de camas de UCI por COVID-19 en el Sistema Único de Salud alcanzó la zona de alerta crítica en 18 estados y en el Distrito Federal, según el boletín del Observatorio COVID-19 de Fiocruz difundido el 1 de marzo. Se clasifican así los sitios donde la proporción de camas ocupadas supera el 80%. Santa Catarina tiene la situación más grave del país, con un 99% de ocupación.

Xavier cree que el escenario es resultado de una combinación de factores que van desde las aglomeraciones en las fiestas de fin de año y Carnaval hasta la prematura sensación de seguridad que se pudo haber tenido con el inicio de la vacunación, además de la aparición de la variante P.1 del coronavirus, considerada más contagiosa.

Como las vacaciones, el verano y las fechas conmemorativas son comunes en todo el país, y la enfermedad ya se había propagado hacia el interior, las aglomeraciones provocaron un aumento generalizado de casos, que se vio agravado por la falta de medidas para contener la dispersión de la variante de Manaos en el territorio nacional.

“Estos movimientos, bastante expandidos y con todos desplazándose al mismo tiempo, hicieron que la enfermedad creciera, tanto en el campo como en las capitales”, dice Xavier.

Medidas restrictivas

El epidemiólogo recomienda que se tomen medidas restrictivas de manera articulada entre todos los ámbitos de gobierno. Advierte que los gestores no pueden esperar hasta que la ocupación de las UCI llegue a una situación crítica para actuar.

“En la red de UCI, hay un municipio más grande y hay municipios satélites que dependen de él. Si un municipio dentro de esa red toma medidas restrictivas y los demás no, las camas se ocuparán de la misma forma”, dice.

Xavier recuerda que la capacidad misma de crear camas es limitada, y no solo por la disponibilidad de recursos económicos. “Tenemos un límite en los equipos de salud, porque también se enferman. Se puede crear una cama de la noche a la mañana, pero no se puede capacitar a un profesional para una UCI de la noche a la mañana".

Chrystina Barros, investigadora experta en Salud de la Universidad Federal de Río de Janeiro, destaca que la dificultad de avanzar en la vacunación y la falta de control de circulación y vigilancia de las nuevas variantes aumentan la preocupación por el escenario actual. Barros evalúa que las nuevas medidas de restricción adoptadas por Río de Janeiro son bienvenidas, pero deben mantenerse durante al menos 14 días para que tengan algún efecto en la circulación del virus.

“Estamos en un contexto en el que el movimiento de personas entre municipios o entre estados no tiene cualquier control de vigilancia epidemiológica, y este es el mayor problema. No tenemos la información exacta sobre el impacto que estas variantes están teniendo en el aumento de casos.”

Traducción: Leonardo Vieira -  Edición: Lílian Beraldo / Nira Foster

Dê sua opinião sobre a qualidade do conteúdo que você acessou.

Para registrar sua opinião, copie o link ou o título do conteúdo e clique na barra de manifestação.

Você será direcionado para o "Fale com a Ouvidoria" da EBC e poderá nos ajudar a melhorar nossos serviços, sugerindo, denunciando, reclamando, solicitando e, também, elogiando.

Denúncia Reclamação Elogio Sugestão Solicitação Simplifique
Últimas noticias