Un 50% de los pacientes con covid tienen secuelas por más de un año

La fatiga está entre las principales quejas, dice estudio de Fiocruz

Publicado en 13/05/2022 - 10:59 Por Mariana Tokarnia - Reportera de Agência Brasil - Rio de Janeiro

La mitad de las personas diagnosticadas con covid-19 tiene secuelas que pueden durar más de un año, revela un estudio de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) en el estado de Minas Gerais. Los investigadores identificaron 23 síntomas tras el final de la infección aguda: cansancio extremo, insomnio y dificultad para realizar actividades rutinarias son algunas de las quejas reportadas por los pacientes.

Los resultados de la investigación se publicaron en la revista Transactions of The Royal Society of Tropical Medicine and Hygiene. El estudio siguió, durante 14 meses, a 646 pacientes que tuvieron la infección en 2020 y 2021 y encontró que 324 de ellos (50,2%) presentaban síntomas posinfección, caracterizando lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica como covid a largo plazo.

La fatiga, que se caracteriza por cansancio extremo y dificultad para realizar actividades rutinarias, fue relatada por 115 personas, o sea, el 35,6% de los pacientes monitoreados. Otras secuelas reportadas fueron tos persistente (34%), dificultad para respirar (26,5%), pérdida del olfato o del gusto (20,1%), dolores de cabeza frecuentes (17,3%) y trombosis (6,2%). También se observaron trastornos como insomnio, relatado por el 8% de los pacientes seguidos, ansiedad (7,1%) y mareos (5,6%).

Según la investigadora Rafaella Fortini, quien coordina el estudio, todos los síntomas informados comenzaron después de la infección aguda. Muchos de ellos persistieron durante los 14 meses, pero con algunas excepciones, como la trombosis, de la que los pacientes se recuperaron en un período de cinco meses, ya que fueron tratados adecuadamente mediante las intervenciones médicas.

La investigación encontró que la presencia de siete comorbilidades, como hipertensión arterial crónica, diabetes, enfermedades cardíacas, cáncer, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedad renal crónica y tabaquismo o alcoholismo, condujo a una infección aguda más grave y aumentó la posibilidad de secuelas.

Se observaron secuelas en pacientes que tenían desde la forma más leve o asintomática hasta la más grave de covid-19. En la forma grave, de un total de 260 pacientes, 86 (33,1%) presentaban síntomas duraderos. De los 57 pacientes diagnosticados con la forma moderada de la enfermedad, 43 (75,4%) tuvieron secuelas y, de los 329 pacientes con la forma leve, 198 (59,3%) presentaron síntomas meses después de finalizada la infección aguda.

Rafaella Fortini señala que es importante acudir a los servicios de salud para el tratamiento de la covid larga, incluso en el caso de secuelas más leves, que también pueden interferir en la calidad de vida.

Pocos vacunados

La investigación monitoreó a pacientes atendidos en la sala de emergencias del Hospital da Baleia y del Hospital Metropolitano Dr. Célio de Castro, los cuales son referencia para el covid-19 en la ciudad de Belo Horizonte. Los pacientes buscaron atención entre abril de 2020 y marzo de 2021.

Todos fueron examinados y dieron positivo para la enfermedad. De los 646 pacientes seguidos, solo cinco habían sido vacunados y, de estos, tres tuvieron covid de larga duración. La edad de los participantes osciló entre 18 y 91 años; el 53,9% eran mujeres.

El monitoreo de los síntomas y secuelas remanentes se realizó a través de entrevistas realizadas una vez al mes, de forma presencial o a través de una plataforma virtual, durante 14 meses posteriores al diagnóstico confirmatorio, en el período comprendido entre marzo de 2020 y noviembre de 2021.

Traducción: Leonardo Vieira -  Edición: Nádia Franco / Nira Foster

Últimas noticias