Programa automotor concederá iguales incentivos a industria local e importadores

El gobierno brasileño también quiere fijar metas más rígidas de

Publicado en 23/09/2017 - 14:56 Por Mariana Branco – Reportera de Agência Brasil - Brasilia

EBC

La nueva política se diferenciará del Innovar-Auto por su énfasis en la sustentabilidad y seguridad vehicularAgência Brasil/EBC

El programa Ruta 2030, que sustituirá el Innovar-Auto como política para el sector automovilístico en Brasil, concederá incentivos fiscales tanto a empresas que producen en Brasil como a las que solo importan. El objetivo es solucionar los problemas que llevaron la Organización Mundial del Comercio (OMC) a desaprobar el Innovar-Auto, en vigor hasta 31 de diciembre.

Así lo informó a Agência Brasil Igor Calvet, secretario de Desarrollo y Competitividad Industrial del Ministerio de la Industria, Comercio Exterior y Servicios. Calvet asistió, en Alemania, a una misión del gobierno brasileño dirigida a conocer las iniciativas del país europeo en electromovilidad, que implica el uso de vehículos propulsados por energía eléctrica.

El secretario explicó que la desaprobación por parte de OMC abarca dos puntos del Innovar-Auto. El primero se relaciona con la diferenciación de productos importados mediante la gravación, en 30 puntos, del Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI). El segundo está relacionado con la adopción de un porcentual mínimo de componentes brasileños en cada equipamiento o sistema de la industria automotor.

“El gobierno brasileño viene tratando, con razonable éxito, de evitar esa controversia. Intentaremos crear incentivos horizontales, que sean válidos tanto para la industria que produce como para la que solo comercializa en el país, como es el caso de los importadores”, afirmó.

Según Calvet, además de conceder incentivos fiscales, el gobierno planea fijar metas más rígidas de eficiencia energética o desembolsos mínimos en investigación, desarrollo e ingeniería. Se tiene previsto que las discusiones sobre el programa terminen hasta el fin de este mes y que a continuación se promulguen las primeras medidas legales pertinentes, bajo una medida provisional o un decreto.

De acuerdo con el secretario, además del tratamiento igualitario a los importadores, la nueva política se diferenciará del Innovar-Auto por su énfasis en la sustentabilidad y seguridad vehicular. Resalta que, desde hace poco tiempo, tales temas no eran tratados como si tuvieran relación con la política industrial.

“Se hará un esfuerzo en el área de eficiencia energética. Japón y Unión Europea lo vienen haciendo. Las ensambladoras necesitan realizar grandes inversiones para disminuir la emisión de CO2. Además, en este ciclo hay una gran preocupación con la seguridad. Gastos relacionados con accidentes de tráfico superan los mil millones de reales, tanto en el ámbito de la Seguridad Social como en el ámbito del Sistema Único de Salud”, afirma.

Continuidad

Pese a la desaprobación de Innovar-Auto, representantes del gobierno resaltan que el programa fue positivo, pues impulsó la producción brasileña en el sector automovilístico. “Alcanzamos, a partir del Innovar Auto, una gran capacidad productiva de por lo menos 450 mil vehículos por año. La producción se amplió, se realizaron varias inversiones y varias ensambladoras llegaron al país, bien como laboratorios de investigación y otras cosas más”, enumera Calvet.

Según él, el gobierno planea dar continuidad a los esfuerzos de investigación y desarrollo. “Datos del Innovar Auto muestran que se realizaron inversiones de poco más de US$ 1,6 mil millones por año en investigación, desarrollo e ingeniería. Son dados muy positivos”, destacó, agregando que, si mantiene ese ritmo, “Brasil se posicionará en 2030, después tres ciclos de inversiones, como un player global”.

Vehículos eléctricos

La misión del gobierno brasileño en Alemania incluyó una visita a la empresa de servicios postales del país, la DHL, que cuenta actualmente con 3,4 mil vehículos eléctricos en una flota de 92 mil. La empresa también encomendó la construcción de furgonetas eléctricas para renovar su flota. La comitiva también participó en una reunión sobre autobuses eléctricos con una empresa de transporte público.

Pese al interés del gobierno en electromovilidad, la producción de vehículos eléctricos en Brasil no es una perspectiva inmediata. De momento, no hay previsión de incentivos para producirlos en el marco del Ruta 2030. “Quizás lleguen incentivos. Estamos repensando todo, para decidir si vale la pena hacer reestructurar el sistema de aranceles a vehículos híbridos y eléctricos del país”, dijo Calvet.

Traducción: Lucas Magdiel


Fonte: Programa automotor concederá iguales incentivos a industria local e importadores

Edición: Lílian Beraldo/José Romildo

Últimas noticias