Empresarios brasileños apuestan por alimentos y bebidas saludables

Los productos tienen aceptación en los mercados interno y externo

Publicado en 25/09/2018 - 13:29 Por Mariana Branco – Reportera de Agência Brasil* - Santiago

En crecimiento a pesar de las turbulencias económicas globales y regionales, el mercado de la alimentación sana viene atrayendo a empresarios brasileños. Mientras algunas empresas ya nacen con la propuesta de suministrar alimentos libres de conservantes o azúcar, otras se adaptan para atender a las nuevas necesidades de los consumidores. La demanda viene de los mercados interno y externo, y exportar productos típicos brasileños con el valor agregado conferido por el sello de alimento sano es buen negocio.

Un informe de la agencia de investigación Technavio estima un crecimiento anual del 6% para el mercado global de alimentación saludable hasta 2020. Para Brasil, la agencia Euromonitor Internacional pronostica crecimiento anual del 4% de ese mercado hasta 2021. El administrador de empresas y ex jefe de cocina Matheus Mariani inició su trabajo en el ramo vendiendo para el mercado brasileño. Después de unos tres años desarrollando los productos, fundó en 2016 la fábrica Alquimia da Saúde, que produce suplementos alimenticios sin aditivos químicos.

“Ya trabajé con eventos, ya fui dueño de restaurante. Pero vi que había esa necesidad de la gente de alimentarse mejor de una forma práctica. Mi cuñado era atleta de mountain bike y siempre pedía que yo desarrollara algo para él. Suplementos naturales, nada de química, nada de refinados. Empecé de manera bastante informal”, cuenta.

Armazém do Campo vende produtos orgânicos, em Campos Elísios, região central de São Paulo.
Un informe de la agencia de investigación Technavio estima un crecimiento anual del 6% para el mercado global de alimentación saludable hasta 2020 - Rovena Rosa/Agência Brasil

La idea funcionó y se transformó en la fábrica que hoy tiene sede en Itajaí, estado de Santa Catarina. Matheus explica que su formación en gastronomía y la experiencia como jefe en restaurantes conceptuados de Europa ayudaron en la creación de los productos, que incluyen vitaminas en cápsulas, polvos y aceites esenciales. El uso de un proceso diferenciado en la fabricación permite dispensar los aditivos.

“A partir de una técnica llamada spray dryer, se consigue microencapsular un producto, pero se necesita la maltodextrina, un aditivo que es un carbohidrato y retira toda la fibra. Hacemos de forma diferente. El açaí, por ejemplo, una fruta grasienta, necesita aditivo para deshidratar, pero utilizamos un proceso llamado liofilización, un ultracongelamiento que deshidrata sin aditivo”, dice. Según él, actualmente los suplementos de Alquimia da Saúde se venden en todo el país.

Interés en exportar

“Empezamos con e-commerce para personas físicas. Ahora, las tiendas de productos naturales comenzaron a buscarnos”, relata. Matheus y su padre, Mauricio Danilo Mariani, socio inversor de la empresa, también decidieron que llegó la hora de exportar. Con otras 61 empresas brasileñas, participan esta semana de rondas de negocios en LAC Flavors, una feria de bebidas y alimentos promovida por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Santiago, Chile.

“La tendencia en Brasil es querer todo refinado, todo colado. En el exterior, hace un tiempo ya se han dado cuenta de la importancia de la fibra, de los alimentos integrales, antes que nosotros”, destaca Matheus. En la feria, la empresa tendrá rondas de negocios con potenciales compradores de Chile, Australia, Asia y Estados Unidos. La participación de las compañías brasileñas fue articulada por la Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones (Apex-Brasil), que organizó un estand para exposición de los productos de Brasil.

Matheus Mariani cree en un mercado cada vez más favorable a los productos naturales, incluso con reducción de precios. “Hemos ayudado a crear el precio alto de los productos orgánicos, pero cuanto más consumamos, más crecerá el volumen de productos disponibles y más barato será.”

Adaptación

El creciente interés por productos más saludables también lleva las empresas a adaptarse. Es el caso del fabricante de bebidas Refrix, de la ciudad de Tietê, interior de São Paulo. En el mercado hace 45 años con las gaseosas Xereta, la empresa trató de diversificar su cartera aproximadamente ocho años atrás, después de que estudios de mercado apuntaron mayor preocupación del consumidor por la salud.

La empresa ingresó en el mercado de productos saludables con el agua de coco Vittal, anunciada como libre de conservantes. Según Daniela Echeverri Fierro, encargada de exportaciones de Refrix, el producto viene directamente de frutas adquiridas en el Nordeste brasileño. Se hace una pasteurización, es decir, un calentamiento a altas temperaturas, y eso garantiza la conservación por cerca de un año. En octubre, la empresa lanzará su segundo producto de la línea natural: tés en lata también sin azúcar y aditivos.

Refrix, sin embargo, sigue promoviendo sus gaseosas. “Xereta estuvo por dos años entre los escogidos en el premio Mejores Sabores de Brasil”, menciona Daniela, con orgullo. La compañía ya exporta hace algunos años y vende a Paraguay, Uruguay, Guyana Francesa, Estados Unidos, Japón, Gran Bretaña, Portugal y Alemania.

Con su participación en las rondas de negocios de LAC Flavors, Refrix pretende ampliar su cartera de socios internacionales. Según Daniela, las exportaciones son parte importante de la estrategia de crecimiento de la empresa, y la línea sana tiene destaque en la divulgación para el exterior. “Estamos exportando desde antes de empezar la crisis económica en Brasil. El mercado viene cayendo y nuestra empresa, creciendo. Conseguimos afrontar esta crisis porque somos una empresa que busca nuevos negocios.”

Cadena productiva sostenible

Fundada hace seis años, Manaos Polpas, con sede en la región metropolitana de Manaos, en el Amazonas, también apuesta sus fichas por la preferencia del consumidor por productos menos industrializados. La empresa comercializa açaí y pulpas de frutas típicamente brasileñas, como cupuaçu, acerola y bacuri. Los productos son adquiridos por supermercados incluso de São Paulo.

O açaí foi o produto da extração vegetal não madeireira brasileira com maior valor de produção no ano passado
Açaí  - Giorgio Venturieri/Embrapa

“Es un mercado muy creciente hoy”, comenta Renato Freitas, director comercial de la compañía. “Vivimos tremendamente apurados. Si uno puede consumir de forma sana y más práctica, mejor”, añade Leís Batista, director de relaciones.

La empresa prepara terreno para empezar a exportar. Durante la LAC Flavors, tiene programadas rondas de negocios con México, Uruguay, Estados Unidos, España, India, República Checa y Chile. Según Leís Batista, hay un gran interés por las frutas brasileñas. “Brasil tiene una diversidad de frutas muy grande, exótica.” Él cree, sin embargo, que además del producto en sí, el compromiso de la empresa con la cadena productiva como un todo es fundamental.

“Hay que observar la extracción del açaí. Si quien va a extraer está recibiendo el precio justo, si no está siendo explotado. Si la persona sabe hacer la selección del fruto, se sabe hacer la limpieza, se va a poner en el mercado en 24 horas. Por encima de todo, si va a mantener la floresta de pie. Estamos iniciando, ahora, la búsqueda por certificaciones [de que el proceso productivo atiende a parámetros de calidad]”, afirma Leís, quien cree que eso marcará la diferencia en el mercado internacional.

 

*La reportera viajó a invitación de Apex-Brasil

Traducción: Leonardo Vieira -  Edición: Sabrina Craide / Mariana Branco

Dê sua opinião sobre a qualidade do conteúdo que você acessou.

Para registrar sua opinião, copie o link ou o título do conteúdo e clique na barra de manifestação.

Você será direcionado para o "Fale com a Ouvidoria" da EBC e poderá nos ajudar a melhorar nossos serviços, sugerindo, denunciando, reclamando, solicitando e, também, elogiando.

Denúncia Reclamação Elogio Sugestão Solicitação Simplifique
Últimas noticias