Alckmin defiende la expansión del comercio con América Latina

Sólo el 26% de las transacciones se realizan dentro de la región

Publicado en 13/04/2023 - 08:51 Por Andreia Verdélio – Reportera de Agência Brasil - Brasília

El vicepresidente brasileño, Geraldo Alckmin, defendió la expansión del comercio entre Brasil y los países de América Latina, ya que sólo el 26% de las transacciones son intrarregionales. "En el mundo, aunque globalizado, el comercio es tremendamente intrarregional", dijo el miércoles (12) en la apertura de un evento de la Asociación Brasileña de Infraestructura e Industrias Básicas, en Brasilia.

Según Alckmin, el 50% del comercio de Estados Unidos, Canadá y México se realiza entre ellos. En la Unión Europea y Asia, estas cifras se elevan al 60% y 70%. “Tenemos que empezar, entonces, a hacer un gran esfuerzo comercial con nuestros vecinos en la región, que es donde vendemos camiones, autos, autobuses, autopartes, línea blanca, productos de valor agregado", dijo.

Por eso, según él, Luiz Inácio Lula da Silva inició su participación internacional en este tercer mandato viajando a Argentina y Uruguay. Después estuvo en Estados Unidos, que es el mayor inversor en Brasil, y ahora está en China con la expectativa de que se firmen más de 20 acuerdos bilaterales.

Reformas económicas

Alckmin dijo que el gobierno está optimista con la aprobación del nuevo marco fiscal y, posteriormente, de la reforma tributaria para apalancar las inversiones en el país. Según el vicepresidente, quien también es ministro de Desarrollo, Industria, Comercio y Servicios, Brasil sufrió una desindustrialización precoz y preocupante pero, con las medidas, puede recuperar competitividad.

A través del paquete de medidas fiscales, que aún debe ser enviado al Parlamento, el gobierno busca garantizar credibilidad y previsibilidad para la economía y para la financiación de servicios públicos como salud, educación y seguridad pública.

"El nuevo marco fiscal es inteligente porque establece rigor en el gasto público – la curva de la deuda va a caer – y por otro lado es anticíclico. Es decir, cuando la economía crece muy fuerte, hay un techo de gasto; y cuando está más débil, hay un piso para ayudar a impulsar la actividad económica", explicó.

Asimismo, según Alckmin, es muy importante en este escenario el papel del crédito, que necesita ser impulsado con la reducción de los tipos de interés a partir de la mejora de las expectativas con la política fiscal del país.

"Hay tres cosas que influyen: los intereses, los impuestos y el tipo de cambio. El tipo de cambio está bueno, sólo necesita estar estable, pero es competitivo. El tema del impuesto mejorará con la reforma tributaria; no bajará, pero se simplificará y estimulará la actividad productiva. Y sobre el crédito, estoy seguro de que tendremos, con el ancla fiscal, una reducción gradual de la tasa Selic, proporcionando un mejor crédito, además de buscar otras formas de apoyarlo, especialmente con los fondos de garantía", dijo Alckmin.

El vicepresidente destacó que la desaceleración de la inflación tendrá impacto en las decisiones del Banco Central sobre la política monetaria y la Selic, el tipo básico de interés. El Índice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA), que mide la inflación oficial del país, alcanzó el 0,71% en marzo, una desaceleración respecto a febrero, cuando fue del 0,84%, y alcanzando su nivel más bajo desde enero de 2021.

"Queremos un desarrollo inclusivo con sostenibilidad y estabilidad. Y la inflación no es socialmente neutra: les quita a los más pobres y da a los más ricos. Por lo tanto, la caída de la inflación es muy importante y ayudará en la política monetaria, que es la reducción del costo del dinero, un factor fundamental para la actividad económica", dijo.

Traducción: Leonardo Vieira -  Edición: Kelly Oliveira

Últimas noticias